Prevencion y Combate de Incendios
Fecha Viernes, 12 noviembre a las 20:20:14
Tema Biblioteca:Prevención


RESUMEN EJECUTIVO

PREVENCION DE INCENDIOS
Cualquier actividad que el hombre emprenda siempre va a estar acompañada de riesgos. Sin embargo, debemos también estar cada día mejor preparados para enfrentarnos a ellos y mantenerlos bajo nuestro control.


En las empresas, los riesgos de incendios, al no tenerlos bajo control, han llegado a provocar cuantiosos daños materiales y pérdidas de vidas irreparables.

INCENDIOS
Para poder llegar al punto de combatir los incendios, primero es esencial saber que es un incendio. La definición más común es que es un accidente producido por un fuego no controlado. Las causas que llevan a producir este siniestro, son muy variadas y dependen principalmente de los elementos que se utilicen en cada empresa.
PREVENCION DE INCENDIOS
Para determinar y eliminar las posibles causas de incendios se deben aplicar dos técnicas de prevención de accidentes:
• Inspecciones.
• Observaciones.

A pesar que los peligros de incendio que presenta cada empresa son diferentes, debido a los tipos de materiales combustibles que se usen, existen varias medidas de carácter general que pueden ser aplicadas por cualquier empresa y que deben ser consideradas dentro de sus programas de prevención de incendios:
• Establecimiento de normas.
• Capacitación.
• Orden y aseo de los locales.
GENERALIDADES SOBRE EL FUEGO
Pero para que estas técnicas tengan un resultado efectivo, primero se debe entender que, en definitiva, lo que produce el incendio es, sin discusión, el fuego, el cual es un proceso de combustión, y se presentan cuatro elementos esenciales para que se produzca el fuego:
• Combustible.
• Comburente.
• Calor.
• Reacción en cadena.

Para que exista un mejor control de los incendios, se ha establecido una norma que establece una clasificación de los fuegos con el fin de identificar su naturaleza y facilitar la forma de controlarlos. Esta norma es la NCh 934 la cual establece cuatro clases de fuego:
• Clase A: Son fuegos producidos por combustibles (sólidos) ordinarios tales como madera, papel, géneros, cauchos y algunos plásticos.
• Clase B: Son fuegos producidos por líquidos inflamables, gases inflamables, grasas y materiales similares combustibles.
• Clase C: Involucra a todos los fuegos que comprometen equipos energizados con corriente eléctrica. Una vez desconectada la energía, estos fuegos, según el tipo de combustible comprometido, corresponden a clase A, B o D, según sus materiales constituyentes.
• Clase D: Incluye la combustión de ciertos metales combustibles tales como magnesio, sodio, potasio, titanio, zirconio, etc., y que al arder, alcanzan temperaturas muy elevadas.

ELEMENTOS PARA EL COMBATE DE INCENDIOS
Para la extinción de los incendios existen seis agentes extintores:
• Agua.
• Dióxido de carbono.
• Espuma.
• Químicos Secos.
• Polvos Secos.
• Compuestos Halogenados (Halones).

Estos agente extintores se pueden presentar en extintores portátiles y sistemas fijos de extinción. Los extintores portátiles a pesar de lo prácticos, ya que se puede llegar a cualquier punto con ellos, presenta algunas limitaciones, como son:
• Alcance.
• Tiempo efectivo de descarga.
• Reducida zona de extinción.

Por otra parte existen variados sistemas fijos de extinción:
• Rociadores automáticos (Sprinklers).
• Sistema fijo de espuma.
• Sistema fijo de químico seco.
• Sistema fijo de dióxido de carbono.
• Otros sistemas fijos.

Este trabajo tiene como objeto dar a conocer que se entiende por incendio y por fuego, presentar las técnicas de prevención de incendios útiles para toda empresa, y las formas que existen para combatirlos.

INDICE
SIMBOLOGIA ..........................................................................8
INTRODUCCION ...................................................................9
INCENDIOS ............................................................................10
1.-DEFINICION ..........................................................................10
2.- PERDIDAS DIRECTAS.........................................................10
3.- PERDIDAS INDIRECTAS.....................................................10
4.- CAUSAS DE INCENDIOS....................................................11
PREVENCION DE INCENDIOS............................................12
1.- TECNICAS DE PREVENCION............................................12
1.1.- INSPECCIONES.......................................................12
1.2.- OBSERVACIONES..................................................14
2.- MEDIDAS GENERALES DE
PREVENCION......................................................................14
2.1.- ESTABLECIMIENTO DE
NORMAS..................................................................14
2.2.- CAPACITACION.....................................................15
2.3.- ORDEN Y ASEO DE LOS
LOCALES................................................................16
3.- PROGRAMAS DE PREVENCION DE
INCENDIOS...........................................................................16
4.- ELEMENTOS Y DISPOSITIVOS
ESPECIALES........................................................................17
4.1.- SISTEMAS DE ALARMA......................................17

4.2.- DISPOSITIVOS DETECTORES
DE FUEGO..............................................................18
4.3.- CONSTRUCCION RESISTENTE
AL FUEGO..............................................................18
GENERALIDADES SOBRE EL FUEGO.............................19
1.- FUEGO.................................................................................19
1.1.- DEFINICION..........................................................19
1.2.- ELEMENTOS CONTRIBUYENTES....................19
1.3.- TRANSMISIONES DE CALOR...........................20
1.4.- CLASES DE FUEGO............................................20
1.5.- CATEGORIAS DE FUEGO..................................21
2.- METODOS DE EXTINCION.............................................21
2.1.- ENFRIAMIENTO..................................................22
2.2.- SOFOCACION......................................................22
2.3.- SEGREGACION...................................................22
2.4.- INHIBICION.........................................................22
ELEMENTOS PARA EL COMBATE DE
INCENDIOS........................................................................23
1.- AGENTES EXTINTORES...............................................23
1.1.- AGUA..................................................................23
1.2.- DIÓXIDO DE CARBONO..................................24
1.3.- ESPUMA..............................................................24
1.4.- QUIMIVOS SECOS............................................25
1.5.- POLVOS SECOS................................................25
1.6.- COMPUESTOS HALOGENADOS...................25

2.- EXTINTORES..................................................................26
2.1.- CLASES DE EXTINTORES...............................26
2.2.- TIPOS DE EXTINTORES..................................26
2.3.- USO DE LOS EXTINTORES............................27
2.4.- LIMITACIONES DE LOS
EXINTORES PORTATILES.............................27
2.5.- LOCALIZACION E INSTALACION...............28
2.6.- SERVICIO DE EXTINTORES.........................28
2.7.- SISTEMAS FIJOS DE EXTINCION................29

DISCUSIONES..................................................................31
CONCLUSIONES.............................................................32
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS..............................33
ANEXOS...........................................................................34

SIMBOLOGIA
DEFINICIONES

Incendio: Es un accidente producido por un fuego no controlado.

Fuego: Es el resultado de una reacción química mediante la cual las substancias combustibles reaccionan con un comburente en presencia de calor.

Extintor: Es un aparato que contiene un agente que puede ser proyectado y dirigido sobre un fuego por la acción de una presión interior

1 INTRODUCCION

Según la asociación Chilena Nacional de protección contra Incendios de los Estados Unidos de Norteamérica, durante un año ocurren 2.343.000 incendios, que provocan la muerte aproximada de 5.240 personas, produciendo pérdidas que alcanzan a los 6.707 millones de dólares. Solamente en las industrias, lugares de almacenamiento, tiendas y oficinas ocurren alrededor de 133.000 incendios.

En Chile, las pérdidas provocadas por incendios industriales también son cuantiosas, aunque lamentablemente no hay cifras oficiales completas al respecto.

Por lo anteriormente descrito es que se necesita en cada empresa una buena prevención de incendios, que no van a eliminar totalmente las probabilidades de que ocurra un siniestro, pero si van a disminuirlas.

A continuación se describen algunas técnicas de prevención de incendios y algunos mecanismos para que, cuando ocurra un siniestro, pueda ser eliminado con efectividad.

2 INCENDIOS

Para poder analizar las generalidades de los incendios, sus causales y como se puede ayudar a la prevención de ellos, primero debemos entender y aceptar que el incendio es un accidente y para poder evitarlo es necesario conocer claramente las causas que lo provocan, como asimismo los principios de prevención que deben tenerse presente para abordar el problema en forma sistemática y efectiva.

1.- Definición: La definición mas aceptada y que hace entendible el concepto de incendio es la que sigue:
Incendio es un accidente producido por un fuego no controlado.
Un incendio puede tener distintos grados de intensidad, según lo cual tenemos:
1.1.- Amago: Es un principio de incendio. Es un fuego incipiente descubierto y controlado o extinguido oportunamente.
1.2.- Siniestro: Es un incendio de grandes proporciones.

2.- Pérdidas directas: Cualquiera sea el grado de intensidad o magnitud de un incendio, siempre van a haber daños y éstos, a su vez, representan pérdidas, es decir, tienen un costo.
Normalmente sólo se cuantifican las pérdidas directas, que son las que se pueden valorar más fácilmente. ( Para algunos ejemplos de pérdidas directas, ver en Anexo Figura1).

3.- Pérdidas indirectas: Las pérdidas indirectas son igualmente reales y, en algunos casos, hasta más desastrosas que las pérdidas directas, pero es muy difícil asignarles un valor en dinero. (Para ver algunos ejemplos de pérdidas indirectas, ver en Anexo Figura2).

A estas pérdidas directas e indirectas debemos agregar las que tienen mayor importancia para todos: las numerosas personas que mueren anualmente a consecuencia de los incendios y las miles que quedan lesionadas.

4.- Causas de incendios: Para eliminar las causas de los incendios y evitar así las pérdidas que hemos enunciado, es importante saber cómo y dónde éstos empiezan. En un estudio efectuado durante 10 años donde se analizaron 25.000 incendios industriales ocurridos en los Estados Unidos, se llegó a la conclusión que la principal causa de incendios era la electricidad seguida del fumar. ( La tabla con todas las causas junto con su prioridad en el Anexo Figura3).

Estos datos (informados por la Factory Mutual Engineering Corporation de Estados Unidos), sólo deben ser considerados como una información de tipo general.

Lo importante es que cada empresa determine sus propias causas potenciales, para lo cual deben identificarse las zonas de mayor peligro, la potencialidad de cada peligro, etc.

3 PREVENCION DE INCENDIOS

El mayor esfuerzo en la prevención de incendios debe estar orientado a evitar que el fuego se produzca. En aquellas operaciones donde se utilice el fuego, éste debe mantenerse bajo control.
Aunque se cuente con muy buenos equipos de extinción y se esté bien entrenado en su uso, siempre es mejor prevenir. El que solo se inicie un incendio ya se puede considerar un fracaso.
La prevención de incendios consiste en impedir que se combinen los tres elementos que dan origen al fuego (combustible, calor y carburante).

1.- Técnicas de prevención: Los incendios son acontecimientos no deseados, pero aunque ocurran contra nuestra voluntad, siempre hay causas que los provocan. Para prevenirlos, es necesario determinar y eliminar las causas que pueden producirlo.

Para determinar y eliminar las posibles causas de incendios, deben emplearse las mismas técnicas que se utilizan para prevenir accidentes. Las principales son:
• Inspecciones
• Observaciones

1.1- Inspecciones: Son una técnica preventiva orientada a detectar las condiciones inseguras o peligros del ambiente de trabajo que pueden ser causas de un incendio.
El propósito de las inspecciones es detectar condiciones inseguras o peligros, recomendar medidas preventivas y controlar su cumplimiento.
Las inspecciones más efectivas son las planeadas. Para ello la persona que realiza la inspección debe prepararse para ello, decidir con anticipación qué lugar y qué cosas va a inspeccionar y en qué momento. Es muy útil en esta tarea el uso de un formulario guía.
En general, las inspecciones deben dirigirse especialmente a las fuentes de ignición, donde pueden radicar las causas más potenciales de incendios.
Cada empresa tiene lo que se ha denominado como las "partes críticas", que son las fuentes o áreas de mayor peligro y que requieren de mayor grado de atención durante las inspecciones.
Además, cada empresa debe tener debidamente identificadas las zonas y fuentes de mayor peligro, teniendo presente:

• Naturaleza del proceso de trabajo
• Medios que se utilizan
• Otros factores condicionantes

Las condiciones inseguras consideradas como peligros, pueden tener dos tratamientos desde el punto de vista preventivo:

• Pueden ser eliminadas
• Pueden mantenerse bajo control

Cuando se informe el resultado de una inspección, es aconsejable clasificar los peligros que se detecten, con el objetivo de aportar antecedentes válidos para la toma de decisiones.
Dos aspectos importantes para clasificar los peligros son:

• Gravedad potencial
• Probabilidad de ocurrencia

La Gravedad potencial se refiere a la pérdida potencial o daño que se produciría en caso que ese peligro llegue a ser causa de incendio.
Por otro lado la Probabilidad de ocurrencia se refiere a la probabilidad de que ese peligro se transforme en causa de un incendio.


1.2- Observaciones: Son una técnica preventiva orientada a detectar los actos inseguros del trabajador que pueden llegar a causar un incendio.
La observación es una valiosa herramienta que nos permite corregir, instruir y motivar a los trabajadores en el acto, para evitar que vuelvan a repetir acciones peligrosas que puedan llegar a ser causas de incendios.
Las normas de seguridad existentes para prevenir incendios, son una buena base para observar a los trabajadores y ver si las están cumpliendo.
Aunque cada empresa debe observar sus propios actos inseguros que son más peligrosos, existen varios que son típicos y comunes (En el Anexo, en la Figura 4 se detallan algunos de estos actos que deben tenerse presentes en una observación).

2.- Medidas generales de prevención: A pesar que los peligros de incendio que presenta cada empresa son diferentes, existen varias medidas de carácter general que pueden aplicar todas las empresas y que deben ser consideradas dentro de sus programas de prevención de incendios.

A continuación se dan a conocer algunas de estas medidas:
2.1- Establecimiento de normas: Para poder enfrentar con mayor eficacia los problemas que se presenten en la prevención de incendios es necesario establecer ciertas normas o reglas que orienten el comportamiento de los trabajadores y eviten acciones que puedan provocar incendios.
Pero para poder fijar normas es bueno considerar algunas recomendaciones que se dan a continuación:

• Considerar la opinión del personal. En muchas ocasiones los trabajadores tienen ideas importantes que aportar. Además la gente tiene la tendencia a cooperar más cuando se le ha hecho participar.
• Seleccionar las normas con cuidado. Hay que darle prioridad a las costumbres y condiciones que podrían dar por resultado una pérdida mayor.
• Las normas deben ser simples y claras. Hay que usar palabras claves y simples que transmitan con claridad el mensaje importante.
• Las normas deben ser positivas. Las normas deben ser escritas de tal manera que ayude y enseñe al trabajador a ejecutar alguna acción.
• Las normas deben ser conocidas. Todos los trabajadores deben conocerlas y deben ser instruidos sobre su aplicación.
• Dar una buena razón para cada norma. Los trabajadores aceptarán las normas más rápidamente cuando se les explique el por qué.

2.2- Capacitación: La mayoría de los incendios pueden ser evitados a través de buenos programas de capacitación, que ayudan no tan sólo a entregar conocimientos sino que, además, a formar y cultivar el sentido de responsabilidad.
Gracias a la observación analizada anteriormente, se pueden elaborar programas de capacitación en prevención de incendios. Algunos recursos que se pueden utilizar para este efecto, por mencionar algunos son:
• Cursos sobre prevención de incendios a los trabajadores.
• Proyección de películas o diapositivas.
• Presentación de afiches alusivos al tema.
• Dictar charlas a los trabajadores sobre temas específicos.

Es recomendable que todos los trabajadores de una empresa dispongan de información relacionada con:
• Principales riesgos de incendios que existen en la empresa.
• Zonas de mayor peligro de incendio.
• Medidas de prevención que hay que aplicar o tener presente.
• Normas internas dispuestas por la empresa para prevenir incendios.
Además de lo previamente dicho, se debe instruir a los trabajadores en las cosas que deben hacer y cómo actuar en caso de producirse un incendio, como por ejemplo:
• Ubicación de las alarmas y de los equipos contra incendio.
• Selección del tipo adecuado de extintor a la clase de fuego.
• Manejo adecuado de los extintores.
• Pasos que deben seguir en caso de emergencia.
• Salidas de emergencia para evacuación.

2.3- Orden y aseo de los locales: Aunque de por sí las acumulaciones de materias sobrantes y de desecho no causan un incendio, pueden servir de combustible para tal siniestro.
Los controles usuales son:
• Fijar un programa y un sistema adecuados de eliminación de todos los desechos y basuras combustibles.
• Disponer de recipientes seguros para todas las materias sujetas a combustión espontánea.
• Guardar en lugares seguros los desechos de papel y otras materias combustibles que no se pueden eliminar de inmediato.
• Efectuar inspecciones periódicas del lugar donde se guarden los desechos.
• Establecer un programa de buen orden y aseo interior de los locales que impida cualquier acumulación de desechos y proporcione lugares seguros y limpios.
• Emplear sólo solventes limpiadores no inflamables.
• Establecer un programa de buen orden y aseo exterior que impida la acumulación de desechos, maleza o hierbas altas en torno a los edificios.

3.- Programas de prevención de incendios: Para que una actividad tenga éxito, se necesita de un buen programa y que cuente con el respaldo de la alta dirección de la empresa.
Cada empresa debe tener su propio programa, el que va a depender de los peligros y riesgos de incendio que tenga y de los recursos de que disponga.
Este programa debe presentar las mismas actividades que en las técnicas de prevención, vale decir, inspecciones y observaciones, además del establecimiento de normas, la capacitación y el orden y aseo de los locales.
Debe incluirse también en el programa la renovación o adquisición de equipos contra incendio, y otras actividades que cada empresa determine.
Además de definir las actividades, el programa debe fijar también las responsabilidades, vale decir, definir quién o quiénes van a desarrollar tales actividades. Junto con eso, hay que tener un sistema de control para comprobar periódicamente si lo que se ha programado se está realizando o no.

4.- Elementos y dispositivos especiales: Lo que podamos hacer para el pronto descubrimiento de un fuego incipiente, puede considerarse también como parte de la prevención de incendios.
Hay varios sistemas que se han ido desarrollando con un alto grado de perfección y eficacia:

4.1.- Sistemas de alarma: Algunas de las características principales que debe tener un buen sistema de alarma son:
• Debe transmitir una adecuada señal de alarma.
• Las señales deben llegar a personas adiestradas para que respondan a ellas.
• Deben llamar inmediatamente la atención y significar "fuego" en forma inequívoca.
• Las señales deben indicar el lugar del incendio.
• Si una persona es la encargada de transmitir la alarma, los medios de transmisión deben ser sencillos y accesibles y no dar lugar a demoras o errores.
• Debe ser lo suficientemente fuerte como para ser advertida por todos los ocupantes del local.

4.2.- Dispositivos detectores de fuego: Existe una gran variedad de dispositivos que permiten detectar el inicio de un fuego.
Los más comunes son:
• Detectores de calor.
• Detectores de humo.
• Detectores de llama.
• Detectores de vapores combustibles.
• Detectores de gases.
Muchas veces estos detectores accionan y ponen en funcionamiento sistemas fijos de extinción. También operan una señal acústica o luminosa que da la alarma.

4.3.- Construcción resistente al fuego: En general, se refiere a la construcción, tanto de puertas como murallas, con materiales resistentes al fuego.
El rango de resistencia al fuego lo da el tiempo que demora el material en sufrir alteraciones de cualquier tipo.
Existe una gran variedad de diseños y construcciones. Algunos de los materiales utilizados son planchas de acero, separadas por lana de vidrio. Se operan manualmente o mecánicamente, en forma automática.

4 GENERALIDADES SOBRE EL FUEGO

Para que el fuego cumpla con su objetivo es necesario mantenerlo bajo control. Para ello es necesario conocer sus características y las normas que deben seguirse para evitar que quede fuera de control, dando lugar a incendios que acaban con vidas y propiedades.
Si a pesar de todas las precauciones que se hayan tomado se produce un incendio, también es necesario conocer los equipos y métodos para apagarlo y reducir la gravedad de loas daños.

1.- Fuego: Es el resultado de una reacción química mediante la cual las substancias combustibles reaccionan con un comburente en presencia de calor.

1.1.- Elementos contribuyentes: De acuerdo a la definición, los elementos esenciales que deben combinarse para que se produzca el fuego son:
• Combustible: Cualquier sustancia que pueda quemarse. Todo se quema dependiendo del grado de calor y del tiempo de exposición al fuego.
• Comburente: Sustancia que ayuda a que se produzca la combustión cuando se combina con un combustible y calor. El principal comburente en el caso de los incendios es el oxígeno del aire. Ejemplo de otros comburentes:
- Los halógenos, como el flúor, cloro, bromo y yodo.
- Acido nítrico y sulfúrico concentrados.
• Calor: Este elemento está representado por las diferentes fuentes de ignición capaces de entregar el calor suficiente para que, combinado con el combustible y el comburente (oxígeno), produzcan la combustión o fuego.

Además de estos elementos, en los fuegos con llama aparece un cuarto elemento:
• Reacción en cadena: A partir de las moléculas iniciales, se forman partículas activadas las cuales son muy reactivas. Estas partículas intervienen en sucesivas reacciones dando origen a lo que se denomina "reacción en cadena".
El fuego se producirá cuando los tres primeros elementos entren en contacto y siempre que el combustible esté desprendiendo vapores y esos estén adecuadamente mezclados con el comburente.
1.2.- Transmisión del calor: El calor es una forma de energía. Siempre se transmitirá desde el cuerpo de mayor temperatura al cuerpo de menor temperatura.
Las formas de transmisión de calor son:
• Por conducción: Por contacto directo de materiales inflamables o combustibles con una llama, o bien, por la transferencia de calor de un cuerpo a otro o de un extremo a otro del mismo.
• Por radiación: Transmisión del calor en forma de rayos u ondas, sin la necesidad de un medio material que lo trasmita. Las ondas se transmiten de un cuerpo caliente a otro más frío.
• Por convección: Esta se presenta en los gases y líquidos por la formación de corrientes ascendentes producidas por diferencias de temperatura.

Aunque el calor puede ser transmitido del lugar del siniestro a todo su alrededor por cualquiera de las formas antes descritas, la principal forma de transmisión es por radiación.
1.3.- Clases de fuego: Para lograr una más eficaz y segiura extinción de incendios, diversos organismos internacionales han clasificado los fuegos.

En Chile, el instituto Nacional de Normalización (INN) ha preparado la norma NCh 934 que clasifica los fuegos para nuestro país. Esta norma, fue aprobada por el Consejo del Instituto Nacional de Normalización el 22 de diciembre de 1978 y declarada oficial de la República de Chile por decreto N° 047 de fecha 6 de febrero de 1979 del Ministerio de Salud Pública.
El conocer y saber distinguir la clase de cada fuego, es factor de vital importancia para poder elegir el elemento y método adecuado de extinción, es decir, que además de eficaz sea seguro (Las clases de fuego con su descripción, ver Anexo figura 5).
1.4.- Categorías de fuego: Esta clasificación identifica la forma que presentan las distintas clases de fuego en la práctica y frente a las cuales se deben aplicar diferentes técnicas de combate, dependiendo del tipo o categoría del fuego.
Podemos mencionar cinco categorías puras, que son:
• Fuegos de combustibles ordinarios (Clase A).
• Fuegos de líquidos combustibles o inflamables derramados.
• Fuegos de líquidos combustibles o inflamables contenidos o en profundidad.
• Fuegos de líquidos combustibles o inflamables fluyendo por gravedad.
• Fuegos de líquidos combustibles o inflamables fluyendo bajo presión.
Además, se pueden tener otras categorías de fuegos, que son combinaciones de las cinco mencionadas:
• Derrame con obstáculo.
• Contenido con obstáculo.
• Gravedad con derrame.
• Gravedad con derrame y obstáculo.
• Gravedad con contenido.
• Gravedad con contenido y obstáculo.
• Presión horizontal con obstáculo.
• Otras.
Estas categorías están reconocidas por estándares de protección contra incendio con extintores portátiles.

1.5.- Métodos de extinción: El conocimiento de la reacción química del fuego también es necesario para llegar a conocer como apagarlo. Un fuego se podrá extinguir si se impide que continúen reunidos los factores esenciales que le dan origen:
• El calor, puede ser reducido por enfriamiento.
• El comburente, que por lo general es el oxígeno, puede ser eliminado excluyendo el aire.
• El combustible, puede ser retirado a una zona donde no haya fuego.
• La reacción en cadena, se puede detener inhibiendo la oxidación rápida del combustible.
Lo anterior nos lleva a determinar los cuatro métodos de extinción de incendios:
2.1.- Enfriamiento: Consiste en disminuir la temperatura, utilizando agentes enfriadores, hasta valores inferiores a la temperatura de ignición.
El agente más común y efectivo es el agua, aplicada en forma de chorro directo o niebla.
2.2.- Sofocación: Consiste en reducir el porcentaje de oxígeno que se combina con el combustible en presencia de calor.
Los agentes más comunes son el dióxido de carbono y la espuma. También se podrá lograr el efecto de sofocación cubriendo el área incendiada con tierra, o con una manta si ese fuera el caso.
El grado de dilución del oxígeno, necesario para extinguir un fuego, depende del combustible.
2.3.- Segregación: Consiste en eliminar, retirar o cortar el suministro de combustible; aunque esto es muchas veces difícil y peligroso, hay ocasiones en que es la mejor solución.
2.4.- Inhibición: Consiste en interrumpir la reacción en cadena de la llama. Los agentes extintores más comunes que extinguen por inhibición de la reacción en cadena son químicos secos y los hidrocarburos halogenados (Halones), que capturan los radicales libres (obtenidos después de sucesivas reacciones) cuya concentración es factor determinante de la velocidad de la llama.

5 ELEMENTOS PARA EL COMBATE DE INCENDIOS

El mejor conocimiento del fuego ha permitido el desarrollo de diversos elementos para combatirlo. Pero hay algo que debemos tener presente: los elementos de que disponga una empresa jamás podrán apagar los fuegos por sí mismos, por muy modernos y eficaces que sean.
Los conocimientos sobre los elementos para combatir incendios, la habilidad y oportunidad para operarlos determinarán el éxito en la extinción de un fuego.

1.- Agentes extintores: Son los elementos con los que se cuenta para combatir los incendios. Aunque existe un sinnúmero de agentes extintores a continuación se mencionan los de uso más común.

1.1.- Agua: Es el agente extintor más conocido y el más económico. Al entrar en contacto con el combustible que arde, absorbe gran cantidad de su calor rebajando la temperatura. Actúa especialmente por enfriamiento, lo que lo hace más adecuado para extinguir los fuegos de la clase A.
Jamás debe usarse el agua para extinguir fuegos de la clase C (eléctricos), dado su gran conductividad de la corriente eléctrica.

El agua puede ser usada en tres formas distintas:
• Chorro directo: En esta forma sólo debe usarse en fuegos de la clase A.
• Neblina: De esta manera además de enfriar el combustible, posee un efecto sofocador sobre el fuego, al transformarse en vapor, aumentar su volumen y desplazar el aire. Actúa en forma efectiva para apagar fuegos de las clases A y B, especialmente líquidos inflamables.
• Vapor: Actúa en forma de sofocación, reducir el porcentaje de oxígeno del aire necesaria para la combustión. Puede emplearse en fuegos clase B, en estanques u otros espacios cerrados.

1.2.- Dióxido de carbono: Es un gas inerte, inodoro e insípido. N o es corrosivo ni tóxico y es 1,5 veces más pesado que el aire, por lo que lo desplaza ocupando su lugar. Su mayor efecto se obtiene de su poder de sofocación, aunque también actúa un poco por enfriamiento, ya que cuando se expande rápidamente, se transforma una parte en nieve (hielo seco), la cual alcanza una temperatura de -79°C.
El dióxido de carbono se usa tanto en instalaciones fijas industriales como en extintores portátiles de incendio. Al ser un gas no conductor de la electricidad, no corrosivo, sofocante y refrigerante, es usado para extinguir fuegos de las clases B y C.
Algunas ventajas del dióxido de carbono es que es un agente limpio, es decir, no deja residuos después de su aplicación y se descarga bajo su propia presión.

1.3.- Espuma: Este es un agente extintor que sofoca, enfría el recipiente y el líquido, suprime los vapores y separa el combustible de las llamas.
Para que se pueda utilizar como agente extintor, debe reunir las siguientes características:
• Debe formar una superficie compacta.
• Debe flotar sobre los líquidos inflamables.
• Debe ser estable; no desaparecer a altas temperaturas.
• Debe tener propiedades de cohesión y adhesión.
• Debe esparcirse con rapidez sobre el líquido inflamable.

La espuma es usada con buenos resultados para apagar fuegos de la clase B, aunque se aplica para fuegos de la clase A.
Existen dos tipos de espuma, de acuerdo a la forma en que se genera:
• Espuma química: Se produce por efecto de una reacción química de una solución de bicarbonato de sodio disuelto en agua y una solución de sulfato de aluminio en agua.
• Espuma mecánica: Se produce mezclando un líquido concentrado con agua e introduciendo aire en esta solución. Es la cantidad de agua que forma parte de la burbuja la que enfría y extingue el fuego.
1.4.- Químicos secos: Este agente extintor actúa por inhibición, es decir, interrumpiendo la reacción en cadena.
Pueden aplicarse con eficacia en fuegos clases B y C, aunque con algunos químicos también pueden aplicarse en fuegos tipo A.
Un buen Químico seco debe reunir las siguientes cualidades:
• No agrumarse.
• No deteriorarse.
• No alterarse ni descomponerse.
• No debe ser corrosivo, ni tóxico, ni abrasivo.
Además de lo anteriormente mencionado debe fluir libremente, no tener afinidad con el agua, ser mal conductor del calor y de la electricidad y no ser afectado por temperaturas elevadas o vibraciones mecánicas.
1.5.- Polvos secos: Son los agentes extintores que se utilizan para combatir fuegos de metales combustibles (clase D).
Uno de los polvos secos más corrientes es el compuesto por una combinación de cloruro de sodio con fosfato tricálcico y estearatos metálicos. Sirve para fuegos de metales como sodio, potasio aleaciones de sodio, potasio y magnesio.
1.6.- Compuestos halogenados (Halones): Son hidrocarburos en los que uno o más átomos de hidrógeno han sido sustituidos por átomos de halógenos (flúor, cloro, bromo, yodo).

2.- Extintores: Es un aparato que contiene un agente que puede ser proyectado y dirigido sobre un fuego por la acción de una presión interior. Esta presión puede obtenerse por un gas en contacto con el agente extintor, almacenado en una cápsula ubicada en el exterior o en el interior del extintor, o por una reacción química.
2.1.- Clases de extintores: Los extintores se han clasificado de acuerdo al agente extintor, por lo tanto habrán tantas clases de extintores como tipos de agentes extintores. De acuerdo a esto y a la norma señalada anteriormente, se pueden mencionar entre las más comunes, las siguientes clases de extintores:

• De agua
• De espuma
• De químico seco
• De dióxido de carbono
• De hidrocarburos halogenados (Halón)

2.2.- Tipos de extintores: Se pueden agrupar en dos tipos:
2.2.1.- De acuerdo a como va el agente extintor con respecto al gas expelente, tenemos los siguientes tipos:
• Presión sellada: El agente extintor y el gas expelente están en un mismo recipiente, sellado. Del tipo desechable.
• Presurizado: El agente extintor y el gas expelente están en un mismo recipiente, sellado. Del tipo recargable.
• Operado por cartucho (presión externa): El agente extintor y el gas expelente están en distintos recipientes.
2.2.2.- De acuerdo a la forma en que se presurizan, tenemos los siguientes tipos:
• Autogenerantes: Generan su propia presión al operarlos.
• Autoexpelentes: El agente extintor es, además, el propelente.
• Presurizados: Se presuriza el extintor con un gas inerte que sirve de propelente.
• Operado por cartucho: También se presuriza el equipo con un gas inerte pero contenido en una cápsula interior o exterior.
• Bomba mecánica: El agente extintor es expulsado por medio de una bomba mecánica, operada a mano.
La eficacia de un extintor queda determinada por la o las clases de fuego y por su capacidad de apague.

2.3.- Uso de extintores: Debido a la gran cantidad de diseños de equipos, no todos los extintores se operan de la misma forma, sin embargo, se pueden dar algunas recomendaciones generales de uso, aplicables a todos ellos en el momento de combatir un fuego.
• Aproximarse al fuego de espaldas al viento.
• Iniciar la descarga del agente extintor, antes de comenzar a avanzar.
• Aprovechar el alcance efectivo de la descarga del extintor.
• Dirigir la descarga a la base del fuego.
• Generalmente es recomendable aplicar el agente extintor con un movimiento de vaivén horizontal.
• Mantener el extintor en posición vertical.
• Extinguido el fuego, permanecer en el lugar, para prevenir una posible reignición.
• Abandonar el lugar sin dar la espalda al área del fuego.

2.4.- Limitaciones de los extintores portátiles: Por ser los extintores portátiles equipos pequeños, presentan algunas limitaciones que deben tenerse presentes al enfrentar un fuego.
• Alcance: Una de las limitaciones, es el reducido alcance que tiene la mayoría de los extintores, a excepción de los de agua que alcanzan distancias de más de 5 metros.
• Tiempo efectivo de descarga: Otra limitación es el pequeño tiempo que dura la descarga del agente, generalmente, menos de un minuto.
• Zona de extinción: Puede ser extinguido con éxito tan solo un reducido tamaño de fuego.
Estas limitaciones nos obligan a combatir un fuego en su inicio, en los primeros minutos y, además, a disponer de:
• Equipo adecuado.
• Ubicado en el lugar apropiado.
• Bien mantenido.
• Personal entrenado en el uso de éstos.

2.5.- Localización e instalación:
• Deben ubicarse cerca de los peligros probables, pero no tanto como para que el fuego pueda dañarlos o aislarlos.
• Deben localizarse e instalarse en lugares de ácil acceso de preferencia en pasillos de circulación, incluyendo salidas.
• Donde se almacenan combustibles, deben ubicarse al exterior, cerca de la salida.
• Deben ubicarse de manera que sean visibles y, de ser necesario, debe señalizarse su ubicación.
• Deben instalarse donde no puedan ser averiados o dañados y donde no obstruyan el paso o dañen a las personas.
• Si son instalados en ambientes donde puedan ser dañados por la naturaleza de las sustancias o la intemperie, deberán protegerse, instalándolos en gabinetes sin llave, excepto en caso de uso malicioso.
• Los extintores cuyo peso bruto no pase de 18 Kilos, se instalarán de modo que el borde superior no esté a más de 1,53 metros del suelo; los de más de 18 Kilos, a no más de 1,07 metros del suelo.
• La distancia del borde inferior del extintor al suelo, no puede ser menor a 10 centímetros.
• Sólo deben estar al frente del extintor las instrucciones de operación.
• Extintores instalados en lugares con temperaturas fuera de los rangos indicados, deben ser reemplazados por otros aprobados para la temperatura en cuestión o instalados en lugares protegidos.

2.6.- Servicio de extintores: Debido a que los extintores están sometidos a una serie de exigencias, las cuales atentan contra su estado y efectivo funcionamiento y, por otra parte, considerando las limitaciones que estos equipos presentan, se deben tomar una serie de acciones que aseguren, en cualquier momento, el funcionamiento efectivo y seguro del extintor.

Los extintores deben ser sometidos a:
• Inspección: Verificación rápida para determinar que un extintor está disponible en su lugar y que operará. El objetivo de la inspección es dar una razonable seguridad de que un extintor está cargado y funcionará efectivamente.
• Mantenimiento: Es una revisión acuciosa de un extintor. Cuando durante la inspección se acuse algún defecto en el extintor debe entonces ser sometido a mantenimiento. Su objetivo es dar la máxima seguridad de que un equipo funcionará en forma efectiva y segura.
• Recarga: Los extintores deben ser recargados después de ser usados o cuando una inspección o mantenimiento lo aconsejen.
• Prueba hidrostática: Debe ser hecha sólo por personal calificado, con conocimientos teóricos, experiencia y que cuenten con el equipo adecuado para efectuarlas. Cada vez que un extintor muestre evidencia de corrosión o daño físico, se probará hidrostáticamente. El extintor que no pase la prueba, debe ser destruido.

2.7.- Sistemas fijos de extinción:
• Rociadores automáticos (Sprinklers): Son los sistemas que utilizan agua. El accionamiento automático se consigue gracias al calor desarrollado, que funde un fusible, permitiendo que actúe el rociador y de paso al agua a presión de la tubería.
• Sistema fijo de espuma: Se emplea principalmente, para la extinción de incendios en líquidos inflamables. Actúa sofocando el fuego, ya que impide el contacto de los vapores inflamables con el aire.
• Sistema fijo de químico seco: Existen sistemas de inundación total y sistemas de aplicación local. En algunos casos, produce daños importantes en maquinarias, equipos o accesorios delicados, debiendo usarse en estos casos otro tipo de agente extintor.
• Sistema fijo de dióxido de carbono: Debido a sus propiedades, este agente extintor representa un excelente medio para extinguir fuegos. No es corrosivo, no produce daños y no deja residuo. Por tratarse de un gas, penetrará y se repartirá por todos los lugares. No es conductor de la electricidad y, por lo tanto, puede ser usado en fuegos clase C (equipos eléctricos energizados). El único riesgo que representa es que, al existir en concentraciones adecuadas para la extinción del fuego, puede provocar asfixia.
• Otros sistemas fijos: Se utilizan también otros gases como agentes extintores, además de instalaciones fijas de vapor como agente extintor.

DISCUCIONES

Durante este trabajo e presentado diversas maneras de poder prevenir y combatir los incendios.
Todas estas maneras son efectivas no en un 100% por el hecho de que nunca va a existir un método que pueda prevenir totalmente los incendios, ya que en las empresas siempre van a existir los elementos que actúan como causas de un incendio. Tenemos como ejemplo la electricidad; una empresa no puede funcionar sin la electricidad, esta le da vida a las máquinas y diversos artefactos que se usen dentro de ella, pero sigue siendo una de las principales causas de incendios.
Por lo tanto lo que es esencial es que las empresas tomen verdadera conciencia de este hecho y que actúe de una manera positiva en la prevención de incendios.
No deben dejar que estos siniestros ocurran para recién tomar precauciones. Las precauciones debe tomarse antes, por eso existe la prevención, ver por anticipado lo que pudiera pasar dentro de la empresa.
En este aspecto los que deben tomar la iniciativa no son los trabajadores, sino más bien son los empleadores, ya que depende de ellos la empresa, su funcionamiento, y también sus riesgos. Por lo tanto son ellos lo que tienen la responsabilidad de tomar todas las medidas preventivas en este aspecto.
CONCLUSIONES

Mientras estaba realizando el trabajo, pensaba en lo importante que es la prevención de riesgos y, en este caso, la prevención de incendios. En nuestro país por lo que me he percatado, no existen buenas medidas a este respecto. No existe la cantidad de extintores que se tendrían que requerir en los lugares que pudieran existir peligros, y mucho menos las personas están entrenadas para poder enfrentarse a una situación como esta.
Una de las razones por la que elegí este tema para realizarlo, fue porque no sabía cuales son los métodos que se utilizan para poder prevenir y poder extinguir un incendio. Una vez terminado este trabajo sentí una satisfacción ya que, aunque no soy un experto en prevención de incendios, siento que puedo de alguna manera enfrentarme de una mejor manera que muchas personas cuando me encuentre en una situación como esta.

No me queda mas que agradecer el suministro de todo el material que he podido utilizar para exponerlo en este trabajo, y tratar de utilizar esta información de la mejor manera, ayudando a otras personas que se encuentran ahora como me encontraba yo antes de hacer este trabajo, a que ellas también puedan tomar medidas preventivas para el combate de los incendios.

REFERENCIA BIBLIOGRAFICA

• Curso prevención y combate de incendios del instituto de seguridad del trabajo.
• Protección Pasiva contra el Fuego. Disposiciones. Promat.
ANEXO


Perdidas directas por incendios
1. Equipos.
2. Mercaderías.
3. Materias primas.
4. Instalaciones.
5. Edificios.
6. Otros.

Figura1
Perdidas indirectas por incendios

1. Pérdida de clientela.
2. Pérdida de utilidades por artículos
dañados.
3. Pérdida de confianza de los
accionistas.
4. Pérdida de prestigio.
5. Pérdida de empleados (empresa).
6. Pérdida fuente de trabajo
(trabajador).
7. Otras.

Figura2
Causas de incendios Porcentaje
Electricidad 23%
El fumar 18%
Fricción 10%
Recalentamiento de materiales 8%
Superficies calientes 7%
Llamas de quemadores 7%
Chispas de la combustión 5%
Ignición espontánea 4%
Cortes y soldaduras 4%
Exposición 3%
Incendios premeditados 3%
Chispas mecánicas 2%
Substancias derretidas 2%
Acción química 1%
Chispas estáticas 1%
Rayos 1%
Varios 1%

Figura 3

Actos inseguros
1. Fumar en zonas prohibidas o peligrosas.
2. Trabajar a temperaturas excesivas.
3. Realizar trabajos de corte y soldadura sin autorización.
4. Dejar de lubricar o efectuar mantenimiento a equipos.
5. Utilizar como limpiadores, líquidos combustibles o inflamables.
6. Sobrecargar instalaciones eléctricas.
Figura 4
NORMA NCh SOBRE CLASIFICACION DE FUEGOS
CLASE DE FUEGO
(Símbolo) DESCRIPCION

A
Son fuegos de combustibles ordinarios tales como madera, papel, géneros, cauchos y diversos plásticos.
El símbolo que se usa es la letra A (blanca) sobre un triángulo verde.

B
Fuegos que comprometen líquidos combustibles o inflamables, gases inflamables, grasas y materiales similares en que la extinción es más rápida y segura por eliminación del oxígeno del aire (sofocación), evitando el desprendimiento de vapores combustibles o interrumpiendo la reacción libre en cadena.
El símbolo que se usa es la letra B (blanca) sobre un cuadrado rojo.


C
Involucra a todo fuego que compromete equipos energizados con corriente eléctrica, y en que, para seguridad personal, es necesario que el elemento extintor no sea conductor de la corriente. Una vez desconectada la energía, el fuego, según el tipo de combustible comprometido, corresponderá a uno de clase A, B o D.
El símbolo que se usa es la letra C (blanca) sobre un círculo de color azul. |


D Incluye la combustión de ciertos metales tales como magnesio, sodio, potasio, titanio, zirconio, etc., que al arder alcanzan temperaturas muy elevadas (2.700 a 3.300 °C) y que requieren de un elemento extintor no reactivo a dichas temperaturas.
El símbolo que se usa es la letra D (blanca sobre una estrella de cinco puntas de color amarillo.
Figura 5


Fuente:Universidad de Ciencias Aplicadas del Perú




Este artículo proviene de Bomberos-seguridad.com
http://Bomberos-seguridad.com

La dirección de esta noticia es:
http://Bomberos-seguridad.com/modules.php?name=News&file=article&sid=2283